M E D I T A C I Ó N

“Yoga es Meditación, Meditación es YOGA”… Con esta frase he escuchado muchas veces a mi Maestro Madhava diferenciar el contorsionismo con el que se confunde en ocasiones la práctica del Yoga (o con algún tipo de terapia del estrés, o de cualquier otro problema de salud…), de lo que verdaderamente es la Ciencia del Yoga.

Todas las prácticas no son otra cosa que el acercamiento a la experiencia meditativa, la preparación del cuerpo y de la mente para que esa experiencia sea posible, o como se cita en otros textos: "allanar los caminos del Señor". Lo que hace que nuestra práctica sea Yoga y no otra cosa es que nos lleve, poco a poco, a ese estado de Conciencia en el que uno se percibe como lo que REALMENTE ES (la percepción de nuestra más pura Esencia). VIVEKA, la Discriminación Átmica, diferenciar el Atman de lo que no es el Atman, es la “prueba de algodón” del Yoga (eres más “yóguic@” cuanto más cerca de percibir al Atman estés…).

Para ello, evidentemente, se hace necesario el conocimiento adecuado para realizar esa discriminación mediante el razonamiento intelectual, y el anhelo de acercamiento a la Realización, a la Plenitud como Ser Humano… Y en medio, la práctica continua, tenaz, paciente y constante para que todo esto se precipite.

Es por ello que esta Escuela de Yoga, impartiendo las enseñanzas de nuestro Maestro Madhava, facilita la comprensión de lo que ES la Meditación y ofrece el adiestramiento en las prácticas del Suddha Dharma Mandalam, Escuela Esotérica de orden mundial, que como instrumento de los Iniciados, pone a nuestro alcance este proceso.